Chinches de Cama

By | 4 junio, 2014

Los chiches de las camas reciben el nombre técnico de cimex lectularius siendo insectos que se alimentan de la sangre de las personas o de otros animales que son también de sangre caliente. No se debe confundir con otros insectos o animales tales como pulgas o garrapatas. Se caracterizan por tener un color cobrizo o de café oscuro, siendo la forma de su cuerpo aplanada. Las hembras a lo largo de su vida pueden llegar a poner entre 300 y 500 huevos.

Los lugares donde habitan son muy diversos, entre los más comunes se encuentran los colchones de las camas, detrás de los cuadros, de los cabeceros e incluso detrás del papel pintado de las paredes (cosa muy típica en los pueblos).

En cajones y altillos donde se almacena ropa y en los cuales encuentran un estupendo cobijo. En los cajones donde se guardan mantas, colchas, etc.

Son animales que se esconden de día y salen por la noche a comer pero que dejan rastros de su paso en colchones y demás prendas de cama.

Antiguamente se achacaba la aparición de chinches a la falta de higiene en el hogar pero se ha demostrados que hasta en los lugares mas limpios pueden hacer sus aparición aunque si bien es cierto que los lugares desordenados son perfectos aliados para que las comunas de estos ácaros pasen desapercibidos.

picaduras de las chinches de cama

Chinches de cama picaduras

Las picaduras de estos ácaros en los humanos pueden, desde pasar desapercibidas hasta causar una reacción alérgica. Normalmente el tipo de picadura se detecta porque no hacen solo una sino tres o cuatro en línea recta. Su picadura puede producir una pequeña hinchazón o incluso la aparición de pequeñas ampollas en el cuerpo humano, aunque en la mayor parte de los casos incluso pueden llegar a pasar desapercibidas para el ojo humano.

 

Chiches de cama como eliminarlos

Existen muchos métodos entre ellos algunos caseros. Vamos a relacionar los más conocidos y usados aunque en caso de duda o que no resulten totalmente eficaces deberemos acudir a un profesional para que lleve a cabo una fumigación de la habitación con productos específicos.

Rociar las zonas donde se hallan con un pulverizador cuyo interior contendrá alcohol isopropílico. Con dicha acción conseguirá matar a aquellos que sean mojados por dicho líquido pero pervivirán los que están escondidos en grietas y oquedades, lugar también frecuentando por las cucarachas cuya eliminación también es harto difícil.

Lavar toda la ropa de cama y accesoria (como cortinas) con agua caliente por encima de 43 grados centígrados para por abrasión eliminarlos completamente. Como complemento a esta acción se puede acabar con todos los chinches y sus crías haciendo uso de la secadora pero de igual manera usando agua muy caliente ya que estos insectos no soportan las altas temperaturas.

El uso de la vaporeta en el dormitorio es un perfecto fumigador ya que el contacto del vapor con los chinches producirá la muerta de estos.

Utilizar la aspiradora y repasar con detenimiento las costuras del colchón, somier etc. para atrapar así la  máxima cantidad de individuos.

Mi consejo es combinar varias técnicas así los que se libren de un método serán eliminados con otro de las técnicas utilizadas.

AL igual que al calor son proclives a perecer con temperaturas extremas de frío de ahí que mucha gente, sobre todo en pleno invierno, saque al patio el ajuar con el fin de que las heladas de la noche matan la plaga de chinches.

Una variante es la utilización de soluciones herbáceas: solución de agua con unas gotas de aceite esencial de lavanda, romero, eucalipto y clavo. La mezcla quedará muy fuerte y eliminará cualquier rastro de chinche pero se deberá prestar especial atención a su uso para evitar intoxicaciones.

Llegaron buscando:

  • soluciones caseras para acabar con los chinches