Como evitar mareo en el coche

By | 4 diciembre, 2017

que es el mareo

El término médico para hablar de los mareos que se presentan al viajar es “cinetosis”. Es un trastorno relativamente frecuente en niños de 2 a 12 años. Posteriormente la incidencia disminuye progresivamente, aunque algunas personas sufrimos (y lo digo en primera persona) este problema durante toda la vida. En menores de 2 años es raro.

El mecanismo es el mismo tanto si el viaje es en coche, en barco, en avión o en nave espacial…una alteración en el equilibrio. El equilibrio depende de que el cerebro integre la información que le llega de nuestros ojos, oídos (sistema vestibular), músculos y articulaciones, y el sistema nervioso.

Si la información que el cerebro recibe de todos estos sitios no coincide, según la susceptibilidad de cada uno, puede aparecer la cinetosis.

¿Y cómo puede ser que no coincida la información? Pues a veces nuestros sentidos “nos engañan”. Por ejemplo, al viajar en coche, nuestro oído interno capta que nos estamos desplazando respecto al suelo, pero nuestros ojos nos dicen que estamos quietos respecto al coche.

Lo mismo si vamos en barco, sobre todo si es en el interior, nosotros no vemos que nos movemos respecto al camarote, pero nuestros otros sentidos sí captan movimiento respecto al mar.

Síntomas del mareo

Es fácil darse cuenta de cuando uno mismo se está empezando a marear, pero detectarlo en un niño, antes de que sea demasiado tarde y acabe todo perdido, puede ser más complicado.

Un síntoma inicial puede ser que el niño se quede un rato en silencio, bostece o respire más rápido.

Los síntomas característicos son:

– Malestar general
– Palidez y sudoración
– Aerofagia (traga aire sin darse cuenta y después tiene eructos)
– Náuseas
– Vómitos
– Alteración de la marcha

Cómo evitar la cinetosis

Para reducir la posibilidad de mareo se recomienda:

– Mantener el vehículo bien ventilado y evitar movimientos bruscos, así como disminuir la velocidad en las curvas.
– Durante el sueño no se sufre cinetosis, por lo que se puede aprovechar para hacer el viaje durante las horas en las que los niños suelen dormirse (siesta por ejemplo) o levantarlos temprano para que estén cansados y se duerman (siempre y cuando esto no afecte al conductor, por supuesto)
– Realizar paradas frecuentes (también ayudará a descansar al conductor)
– Si se prevé un viaje largo se recomienda comer algo ligero y poca cantidad. Si el viaje va a ser corto es mejor no comer nada antes.
– Reservar el asiento central para el niño que se marea, ya que en estos asientos se nota menos.
No leer, mirar el móvil o la consola durante el viaje.
– Puede ser útil fijar la mirada en un objeto lejano y fijo.
– Por si acaso, llevar siempre una bolsa de plástico

Medicinas para el mareo

medicina para el mareo en coche

Si el problema es muy molesto y con todo lo anterior no es suficiente, se puede usar un tratamiento farmacológico.
El más usado es un antihistamínico llamado dimenhidrato (jarabe, chicle, comprimidos o supositorios) que disminuyen la actividad del sistema vestibular (en el oído). Tiene efectos sedantes, por lo que puede producir sueño y se debe ajustar la dosis según el peso y la edad de cada niño. Aunque se puede comprar sin receta médica, es recomendable consultar con el pediatra.

Es uno de los medicamentos con los que siempre tienes que viajar al igual que medicinas para los gases de los niños.

¿Y Cuándo se ha mareado?

Cuando el niño ya está mareado, lo que hay que hacer es abrir ventanillas en el coche o subir a cubierta en el barco, es decir, aumentar la ventilación; y, en cuanto se pueda, hacer un descanso en el viaje. También se puede administrar el antihistamínico que hemos comentado y esperar a que haga efecto.