Remedios caseros contra la diarrea

By | 28 enero, 2015

Pocas dolencias son tan incómodas y ciertamente vergonzosas como la diarrea, un mal genérico que afecta a todo el planeta. Lo cierto es que no es cosa de broma, anualmente la diarrea con connotaciones crónicas o virales produce invalidez de distinto tipo a personas de todo el mundo.

Sin embargo, la mayoría de casos de diarrea tienen una solución sencilla abordando las deficiencias físicas que pueden estar causándola. Es por ello que existe una gran cantidad de remedios caseros contra la diarrea, el problema es que cada uno puede abordar una causa distinta de su aparición.

La mejor opción ante la diarrea, salvo en aquellas ocasiones en las que se identifica claramente lo que la causa, es poner en práctica remedios caseros que, de forma general, se sabe que funcionan, como los que se explican a continuación.

manzanas para evitar la diarrea

La bebida contra la diarrea, funciona

En primer lugar hay que entender que la diarrea en casi todas sus clases presenta como consecuencia una deshidratación que puede ser muy peligrosa. Beber agua, en contra de lo que puede pensarse, ayuda a combatir la deshidratación.

Del mismo modo, la eliminación de sales minerales a causa de la diarrea puede hacer aconsejable crear un suero casero a base de agua, un poco de bicarbonato, 2 cucharadas de sal y otras 2 de azúcar.

Al contrario de lo que se puede pensar (y de lo que le gustaría a muchos), el alcohol no es efectivo contra la diarrea, de hecho es una de sus posibles causas. El alcohol afecta a la capacidad de las células de absorber agua y esto repercute en el aparato digestivo hasta el punto de que, en muchas ocasiones, la diarrea es un efecto que acompaña a una resaca inaguantable.

Manzana sí, pera y ciruelas no

La gente mayor es realmente sabia en la elección de frutas con las que conseguir resultados satisfactorios en el tracto intestinal. Y estos mismos consejos sirven de forma extrema para la diarrea.

Hay que evitar en todo momento las piezas de fruta que clásicamente se sabe que puedan contribuir a una diarrea más aguda. En este sentido, hasta que los síntomas de la dolencia desaparezcan por completo (incluso se recomienda esperar 2-3 días posteriores), se debe rechazar fruta como ciruelas, duraznos o peras, entre otros.

La manzana, sin embargo, es conocida como una herramienta infalible contra la diarrea, aunque su arma esté curiosamente entre la fibra de su piel. El elemento que causa este milagro es la pectina, un hidrato de carbono que se presenta de forma extraordinaria en la piel de las manzanas. Una de sus propiedades es la de retener agua que, como se ha comentado anteriormente, es un problema común de la diarrea. Además, provoca una ralentización del proceso intestinal, que se contrapone directamente al efecto de la diarrea.

La mejor forma de tomar las manzanas como remedio casero contra la diarrea es haciéndolas asadas o hervidas, aunque también mantienen las mismas propiedades ralladas. En caso de no disponer de manzanas, otra fruta que provoca un efecto similar es el plátano maduro.

Para el dolor de estómago, piel de naranja

Uno de los síntomas más molestos de la diarrea no es sólo ir al baño continuamente, sino el dolor de estómago que provoca durante todo el tiempo que persiste el malestar. El problema en el caso de la diarrea es que algunos medicamentos pueden ser contraproducentes o, como mínimo, causar un dolor más agudo si cabe. Por esta razón se recomienda un remedio casero infalible contra el dolor de estómago causado por la diarrea, que es ingerir piel de naranja.

No es ninguna locura, pues tiene su explicación nutritiva. La piel o cáscara de naranja tiene propiedades antiinflamatorias, como muchos medicamentos. Esto es debido a que presenta entre sus componentes altas dosis de fitonutrientes y flavonoides, también presentes en la pulpa del interior, pero en menor cantidad. Gracias a ellos las paredes intestinales pueden adaptarse a un estado más calmado, con lo que consecuencias de la diarrea como el dolor de estómago o incluso la típica acidez, pueden ser resueltas fácilmente.

La diarrea y el estreñimiento son dos de los problemas intestinales más frecuentes entre las personas.