Dejar de Fumar

By | 28 abril, 2013

El fumar es un acto que se ha realizado desde hace años, pero que en los últimos años debido a la crisis y su consecuente subida de impuestos, ha dejado unos precios para el tabaco enormes y por este motivo mucha gente ha optado por dejar de fumar.

Este no es un proceso sencillo ya que la nicotina que contienen los cigarrillos crea una fuerte adicción que es difícil de superar, sobre todo si es en personas que fumaban hasta 2 cajetillas diarias. En el artículo de hoy, hablaremos de posibles remedios caseros, que nos ayudarán a combatir este problema tanto de nuestros bolsillos como de nuestros pulmones.

No hay un producto estrella que nos quite la ansiedad del tabaco, pero si hay ejemplos que pueden apaciguarnos. El beber mucho, sobre todo zumos de frutas (a poder ser sin añadir azúcar extra), y comer verduras diariamente, hará que nuestro cuerpo intente olvidar la falta de nicotina. Tratamos desde trucosyremedioscaseros.com aconsejar y fomentar hábitos para dejar de fumar.

El tabaco en tiempos remotos se tomaba masticado (a día de hoy, poca gente en zonas desarrolladas se dedica a tomarlo de esta manera). Por esta razón, el masticar raíz de jengibre puede ser una buena solución. El tenerlo en la boca hará que nos sintamos entretenidos y nuestro cerebro no esté pidiendo continuamente nicotina. Por este camino, va la idea de tomar muchos chicles. Lo importante es tener algo siempre en la boca, o algo con lo que nos entretengamos.

Los médicos aconsejan reducir el consumo de café (estimulante), así como de carnes, azúcares, alcohol y cualquier producto que sea un estimulante para el cuerpo, ya que lo que necesitamos es relajarnos y no alterarnos.

Los tés de herbolario como los llama mucha gente son otra idea magnífica. Siempre se ha dicho que el té de hierba gatera reduce las ansias de fumar. Si por el contrario deseamos elaborarnos uno propio, deberíamos hacerlo a base de eucalipto, ginkgo y malva. Este último lo recomiendan los dietistas también para mejorar la eliminación de residuos estomacales. Probar cada uno el vuestro y decidid cual os viene mejor.

Pero recordar que lo más importante en estos casos es la voluntad del fumador y que sin el esfuerzo propio, estas ayudas caseras no servirán de nada. Siempre las podemos apoyar con elementos de farmacia, como cigarro electrónico, parches y otras ayudas que nos recomiende nuestro médico de cabecera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *