Eliminar el acne

By | 21 abril, 2013

El acné es una enfermedad crónica basada en la inflamación de la piel, que afecta a las glándulas pilosebáceas que acaba produciendo una serie de granos o póstulas en la piel que pueden ser de gran tamaño. Es una enfermedad muy fea visualmente, que no se le ha encontrado un tratamiento concreto y que afecta de forma desigual a cada tipo de persona.

Unos tienen más, otros menos, unos se le localiza en una parte concreta del cuerpo (siendo la más común la cara y el pecho), otros lo tienen repartido por todas partes, pero al final todo es lo mismo. Dependiendo de la cantidad se puede clasificar en leve, moderado, grave y muy grave. Está extendido por todo el mundo, y sobre todo afecta a personas de edades comprendidas entre los 10 y los 30 años, aunque puede extenderse a personas mayores. El acné producido en jóvenes es muy común debido a la alteración sufrida en las hormonas, que en algunas personas llega a ser enorme. Sin embargo algunos de estos parece que nunca tuvieron pubertad ya que apenas tuvieron granos. Existen muchos tipos de acné como pueden ser el común, tropical, Neonatorum, rosácea, quístico, iatrogénico y queloideo entre otros.

No se debe confundir el acné con los granos sebáceos producidos por una mala alimentación que mucha gente cree tener. La leche descremada y el acné en mujeres es algo que está bastante unido y que tras muchos estudios se han ligado. En anteriores post hablamos de como eliminar los puntos negros.

Soluciones para el acné en jóvenes hay muchas pero ninguna radical y la reamente eficaz, es el tiempo. Esperar a pasar esa edad con las hormonas revolucionadas es lo mejor para evitar este tipo de cosas. En cuanto a pastillas apropiadas para evitar el acné son las que contienen isotretinoína. El resto de pastillas y soluciones contra el acné que se venden en farmacias, herbolarios e incluso centros comerciales no están probadas científicamente y sus efectos pueden ser diversos. Hay que tener cuidado y lo mejor es acudir al médico y que él nos aconseje dependiendo de la edad, tipo de acné y otros factores asociados a cada persona.

Lo más importante en este tipo de soluciones es no agobiarse, y esperar a una resolución médica que nos dictará como debemos actuar y seguro que acabamos con unos resultados excelentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *