Eliminar olor de las axilas

By | 10 mayo, 2013

Seguramente alguna vez en vuestra vida hayáis sufrido esta desagradable sorpresa, el olor de las axilas es una de las cosas más asquerosas y vergonzosas que puede haber de cara al público.

Los elementos de higiene han evolucionado pero no han conseguido eliminar del todo esos olores, por lo que aquí os explicamos unos sencillos consejos caseros que podéis aplicar si creéis conveniente.

La salvia es una planta que contiene unas propiedades de inactivación de las glándulas sudoríparas, con una infusión diaria podemos evitar en parte la transpiración corporal con lo que en teoría se debería de eliminar el olor tan desagradable. Otra forma de aplicar estas propiedades es mezclando las hojas de la salvia con zumo de tomate, y aplicando directamente de forma cutánea sobre la zona que deseamos, en este caso las axilas.

Otro de los pequeños trucos que se han usado desde hace años, es la toma de un té formado por corteza de sauce y bórax. Este remedio se usaba mucho en los pueblos cuando la gente iba a recoger el trigo o la cebada y no querían tener exceso de sudor, que por aquellas horas al sol se producía de forma masiva.

La maicena, y el polvo de arroz, son extraordinarios absorbentes de cualquier fluido, y es por esto, que si lo espolvoreamos por la zona como si de polvos de talco se tratara (también funciona con estos últimos) conseguiremos quitar parte de esta mezcla de agua y sales minerales del cuerpo. Con este remedio hay que tener cuidado ya que puede manchar la ropa y sería peor el remedio que la enfermedad.

Embadurnar las axilas con una mezcla de bicarbonato de soda y jugo de limón es otra de las posibles soluciones caseras que recomendamos con el artículo de hoy.

Pero sobre todo, este tipo de olores se evitan con una buena higiene. Es necesario bañarse todos los días las personas adultas, ya que la transpiración es común para todos y hay que eliminarla. Muy recomendable el uso de algún desodorante que elimine los malos olores a lo largo del día, y si podemos depilarnos mejor que mejor. Los pelos son una fuente de calor y siempre generan más sudor aunque estos lo absorban. Y en verano usar prendas de poliéster y/o tejidos sintéticos que transpiran más que las prendas de algodón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *