Mascarillas para la cara

By | 26 mayo, 2013

La cara es el reflejo de nuestro cuerpo y como tal hay que cuidarla. Sufre mucho con los cambios de temperatura, en invierno por el frío se agrieta y reseca, mientras que en verano por el calor se nos enrojece y adquiere sequedad por el calor.

Para tenerla bien cuidada podemos utilizar cremas específicas para ello pero la naturaleza es sabia y nos proporciona elementos que podemos usar a modo de “cremas caseras” ya que tienen los beneficios de las de farmacia y supermercados y son naturales. En este artículo de mascarillas para la cara hablaremos de ellas y os explicaremos como debéis usarlas para que os funcionen a la perfección.

Una de las mascarillas que la gente más utiliza es la de la suavidad. Esta loción conseguirá que nuestra cara sea la más suave y tenga un brillo perfecto. Para fabricarla tan sólo necesitamos una cucharada de yogurt natural, una de miel y 10 gotas de un zumo recién exprimido de limón. Mezclaremos todo y pasaremos a untar por toda la cara. Dejaremos descansar durante una media hora y acabaremos eliminando los restos con agua y jabón. Este proceso lo repetiremos durante 3 veces a la semana y a partir de la 3 semana notaremos los efectos.

El mayor problema de las personas en la cara es su sequedad. Para ello explicaremos esta receta que seguro que nos viene fantástica. Para ello necesitamos medio aguacate y una cucharada de aceite de oliva, preparemos una pasta y aplicaremos por la zona a tratar. Durante 15 minutos dejaremos reposar y acabaremos eliminando lo sobrante. El aguacate tiende a quedarse pegado por lo que lo mejor es usar agua templada-caliente para que se quite mejor.

Mucha gente tiene impurezas en la cara y puntos negros. Estos ya dimos una serie de pasos para eliminarlos pero con esta mascarilla seguro que ayudamos a que el proceso sea más rápido. Para ello necesitaremos una cucharada de miel, una cucharada de leche en polvo y la clara de un huevo (bien separada de la yema porque si nono funcionaría la “receta”.  El proceso es el mismo que los mencionados con anterioridad, crear una pasta homogénea con los ingredientes y después de unos 20 25 minutos retirarla con abundante agua templada. Repetir el proceso 3 veces por semana hasta notar resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *