Remedios mal aliento

By | 24 mayo, 2013

Existen números motivos por los que las personas pueden padecer de alitosis o mal aliento, estas pueden ser por falta de higiene (un correcto cepillado puede ser suficiente para evitar este caso), una dieta inapropiada, una mala alimentación, el tabaco, alguna enfermedad bucal (puede estar relacionada con las encías), estrés, problemas con el hígado, goteo nasal por el conducto que une nariz y boca, indegestiones…

Mucha gente odia comidas con mucho ajo o cebolla ya que su ingesta produce unos gases que emanan hacia la boca muy desagradables para ciertas personas. Por esto hay que evitar comidas cargadas de dichos alimentos.

En estos casos es importante saber si se tiene alitosis o no, esto es muy sencillo y así tomar medias para eliminar el mal aliento. Podemos usar un pañuelo o nuestras propias manos, y expulsar aire por la boca sobre estos instrumentos para posteriormente inhalar el aire expulsado y saber si tiene un olor fétido o desagradable. En este caso habrá que buscar alguna solución para evitar espantar a la gente que nos rodea. Algunos remedios caseros que podemos usar son los siguientes.
El primero y más usado por todos es el de ingerir un caramelo mentolado o algún tipo de chicle que nos disimule el olor.

El segundo es usar pasta de dientes con clorofila que es refrescante y nos dejará un olor fresco y a menta.

La alimentación también juega un papel fundamental. Los melocotones suelen dejar olores muy agradables al olfato.

El perejil al igual que tiene otras propiedades, una de ellas es la eliminación de la alitosis, si lo hervimos en agua y nos la tomamos a modo de infusión nos eliminará parte del olor. Es un enjuague bucal casero, aunque se puede utilizar también uno de supermercado que puede venirnos bien. La comida de zanahoria, canela, anís, espinacas también reduce el mal olor bucal.

Un té con hierbabuena es otra de las posibles soluciones de herbolario que podemos utilizar.

Otro de los tés interesantes y que mucha gente recomienda es el de fenogreco y ajenjo. Son remedios caseros que os recomendamos altamente.

Pero sobre todo lo más importante es tener una buena limpieza bucal ya que el cepillado sólo no basta, es necesario un enjuague bucal y a poder ser la utilización de hilo dental para eliminar los restos que puedan quedar por ahí esparcidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *