Remedios naturales y domesticos para el herpes

By | 16 febrero, 2015

trucos domesticos para quitar el herpesEl herpes es un problema causado por un virus que afecta a casi todo el mundo, al menos una vez en la vida. Además, hay personas que son muy propensas a su aparición, lo que hace que se convierta en una problemática constante tanto por estética como por molestia.

No existe una cura médica directa contra el herpes. El médico siempre recomendará al paciente aplicar diversas pomadas, más o menos abrasivas, que con el tiempo harán desaparecer el problema. Por suerte, existen remedios caseros para el herpes tanto o más efectivos y menos agresivos con la piel.

Consejos caseros para eliminar el herpes

Desinfectar la zona: El herpes provoca en la comisura de los labios una especie de herida o ampolla que, como otros tipos de herida, puede desinfectarse para acelerar su desaparición. La desinfección puede realizarse con agua oxigenada, apenas indolora y muy efectiva o bien con gotas de limón. Esto se puede realizar directamente exprimiendo el limón o con una gasa humedecida con las gotas. Debe tenerse en cuenta que es un proceso realmente doloroso con un picor muy incómodo, pero como ventaja resulta ser tan efectivo como rápido en la curación del herpes labial. Debe aplicarse entre 2 y 3 veces al día.

Máxima higiene: Como en toda herida, el herpes labial requiere que la zona donde aparece esté siempre completamente higienizada, para ello lo mejor es limpiar con agua y jabón neutro, por lo que otros jabones con elementos químicos de olor y color mejor no utilizarlos. También es muy útil completar la limpieza del herpes con aloé vera, para ayudar a una cicatrización más rápida.

Cambiar de cepillo dental: El virus del herpes puede encontrarse entre las cerdas del cepillo dental, por lo que es recomendable usar cepillos desechables durante su tratamiento y, después, comprar un nuevo cepillo. Esto es extensible a la pasta dental, ya que al contactar con el cepillo en cada toma, también puede contener el virus. Usar un buen cepillo dental ayudará a tener los dientes blancos, ademas de evitar las herpes.

Evitar cicatrices: Uno de los mayores peligros del herpes son las consecuencias que puede acarrear una vez ha desaparecido en forma de cicatrices o señales en la piel. Para evitar estos casos, se recomienda no exponerse al sol durante ni después de la presencia del herpes y, de hacerlo, utilizar filtro solar de alto nivel. También es recomendable que, aunque la zona pique mucho, no se rasque ni con las manos ni con ningún objeto punzante, así como tampoco se debe eliminar la costra que aparece tras la ampolla, pues debe caerse de forma natural con los tratamientos de agua y jabón.

Lácteos contra el herpes: Algunos productos lácteos pueden servir como remedios caseros para combatir el herpes. Siempre deben aplicarse teniendo en consideración que el paciente no tenga alergias o reacciones ante este tipo de productos.

El yogur neutro es uno de los más efectivos. Además sirve tanto si se ingiere como si se aplica directamente ya que contiene elementos que combaten el virus y pueden hacerlo tras el proceso digestivo o mediante aplicaciones en la piel. El yogur tiene muchas aplicaciones, siendo una de las más famosas como tratamiento de belleza concretamente como mascarilla para la cara.

La leche también sirve para combatir el herpes, sin embargo en esta ocasión es más efectiva una aplicación mediante una gasa sobre la zona infectada, sobre todo en los primeros pasos de su evolución, pues acelera todo su proceso haciendo que el herpes desaparezca incluso en la mitad de tiempo.

Eliminar el estrés: Parece mentira, pero el estrés es uno de los factores más comunes a la hora de aparecer un herpes, así como es también decisivo para su pronta eliminación. Una actitud positiva ante la vida y una mayor relajación al afrontar los problemas es vital para no tener herpes o para conseguir hacerlo desaparecer lo antes posible.