Riego Automatico Casero

By | 7 junio, 2014

Muchas somos las personas que tenemos plantas en casa y ante la marcha de casa durante unos días debemos ser previsoras y tenemos que idear un plan de automático doméstico para que a nuestra vuelta no se hayan muerto por falta de riego.

Formas de riego automático casero de las macetas:

El mejor método y más económico que yo conozco (y que practico cada vez que me voy una semana de vacaciones) es utilizar botellas de plástico vacío para así regar las plantas.

El procedimiento es muy sencillo: llenamos la botella de agua, en el tapón le hacemos un pequeño orificio con una aguja de tejer o similar, enterramos la cabeza de la botella en la tierra de la maceta (boca abajo) y asunto arreglado. Poco a poco la tierra ira chupando el agua depositada en la botella y a nuestro regreso encontraremos la planta perfectamente regada.

Pero existen otros medios de riego automático casero como por ejemplo:

Regar por goteo a través de trapo de tela: Consiste en introducir el extremo de un trozo de tela en la maceta y el otro extremo en un recipiente con agua situado junto a la maceta, y por el principio de la capilaridad la planta se regará de forma automática tal y como te conté en su día en el artículo: regar las plantas en vacaciones

Llenar el plato de la maceta con agua para que la planta vaya chupando el agua que necesite pero tiene el inconveniente de que pueden hacer su aparición los mosquitos ya que tendrán a su disposición durante días agua estancada a su disposición.

Uso de gel: El método más innovador y más limpio. En las tiendas especializadas podrás adquirir este producto envasado en bolsas de plástico que una vez abiertas las colocas sobre la tierra de la maceta y el gel ira penetrando en la tierra y así se ira suministrando la humedad que la planta necesita para su desarrollo. Este tipo de producto puede adquirirse por un coste económico de aproximadamente 3 euros.

Conos cerámicos: Una solución fantástica que yo probé el año pasado ya que en bricomark me regalaron dos conos y el resultado fue muy bueno ya que me mantuvo las dos macetas perfectamente regadas en mi ausencia y que sin duda este año volveré a poner en práctica.

Algunos modelos de conos admiten que se conecté a botellas de agua para así disponer de más agua para estancias de casa más larga.

En un próximo post te explicaré como se monta un riego automático para terrazas y jardines pero más sofisticado y que cumpla sus funciones con un coste económico reducido.