Soluciones domésticas para la sinusitis

By | 16 marzo, 2015

La sinusitis se presenta cuando unas membranas de la nariz se inflaman. A causa de esta situación, la nariz se tapona y las mucosidades no son expulsadas fácilmente. Como consecuencia, quien sufre de sinusitis no sólo siente la nariz taponada, sino que también nota un fuerte dolor en la cabeza y la mandíbula. En el presente artículo desgranaremos los remedios caseros que existen contra la sinusitis.

Hay varios tipos de sinusitis, normalmente relacionados con la duración de la enfermedad, que puede variar de entre 4 semanas a varios meses al año (aunque a veces de forma intermitente). Algunos de estos tipos de sinusitis, como la aguda, aparecen porque previamente no se había curado de forma correcta. No se debe confundir los consejos contra la sinusitus de los remedios para aliviar el catarro.

efectos de la sinusitis

Por esta razón, es tan importante aplicar remedios caseros para la sinusitis que sean efectivos y que aseguren una solución definitiva al problema, como los que se exponen a continuación:

Tortilla de verbena: Se trata de uno de los mejores remedios caseros para la sinusitis pero, aunque lo parezca, no es comestible. La verbena ayuda a desinflamar la zona afectada, mientras que la forma de tortilla ayudará en la aplicación del remedio.

Con unas pocas hojas de verbena y un huevo se hace la tortilla y, posteriormente, se deja sobre una pequeña tela que debe apoyarse sobre la frente. En la medida de lo posible debería aguantarse la venda en la frente durante toda la noche, pero si la persona no cree que pueda estar suficientemente quieta, es posible realizar este remedio simplemente durante unas horas de reposo.

También es posible dejar actuar sobre la nariz y/o los pómulos durante 10 minutos e intentar repetir entre dos y tres veces al día.

Beber mucha agua: Las propiedades hidratantes del agua permiten combatir la sinusitis porque reblandecen las mucosidades y ayudan a descongestionar la nariz taponada, de forma que es más fácil librarse de ella.

Solución salina: Ya sea suero fisiológico o un remedio casero de agua hervida con gas, una solución salina es un recurso directo contra la sinusitis que actúa de forma inmediata y que puede aplicarse todas las veces que sea necesario.

El suero fisiológico es más cómodo, dado que en una pequeña ampolla incluye el líquido que se necesita en cada toma. El paciente debe inclinar la cabeza hacia atrás y aplicar la mitad de la ampolla en cada fosa nasal. Posteriormente esperará unos segundos, dejando que la solución salina haga su efecto. Cuando haya pasado un rato, sobre una pila o recipiente, puede inclinar hacia abajo la cabeza y dejar que salga el líquido. Es probable y buena señal que a continuación tenga que sonarse la nariz en varias ocasiones, a veces durante la hora siguiente, dado que con este remedio casero ha conseguido reblandecer las mucosidades y disminuir los efectos de la sinusitis.

Deshumidificador con eucalipto: Aunque en la actualidad existe una gran cantidad de deshumidificadores artificiales, este realizado con agua y eucalipto sigue siendo un remedio casero para la sinusitis muy efectivo.

El eucalipto tiene unas propiedades que ayudan a descongestionar y desinflamar las zonas afectadas por sinusitis, así como incentivar una más fácil expulsión de las mucosidades, y también se recomienda en problemas de artritis.

Para preparar este deshumidificador de eucalipto debe hervirse agua en un gran recipiente y añadir hojas de eucalipto durante el proceso, que dura varios minutos. Al rato, se retira el recipiente con la mezcla del fuego y se deja sobre una base fija (una mesa pequeña por ejemplo), se coloca una toalla cubriendo la cabeza y se acerca la cara al recipiente. La toalla sirve para evitar que el vapor se pierda y sea posible aspirarlo. No obstante, hay que tener cuidado con no quemarse. Esta operación puede durar lo que la persona desee y puede repetirse constantemente hasta que la sinusitis desaparezca.

Llegaron buscando:

  • tortilla de verbena